Oraciones


1142190097_f.jpgCon mi título de periodista recién obtenido, decidí realizar una gran entrevista, y mi deseo fue concedido permitiéndoseme una reunión con Dios.

– Pasa, -me dijo Dios- así que quieres entrevistarme?.
– Bueno, -le conteste- si tienes tiempo…
Se sonríe por entre la barba y dice:

– Mi tiempo se llama Eternidad y alcanza para todo; ¿Qué preguntas quieres hacerme?.
– Ninguna nueva, ni difícil para Ti: ¿Qué es lo que más te sorprende de los hombres?.
– Y dijo:

· Que se aburren de ser niños, apurados por crecer, y luego suspiran por regresar a ser niños”.
· Que primero pierden la salud para tener dinero y enseguida pierden el dinero para recuperar la salud.
· Que por pensar ansiosamente en el futuro, descuidan su hora actual, con lo que no viven el presente ni el futuro.

· Que viven como si no fueran a morirse, y se mueren como si no hubieran vivido.
– Y pensar que Yo… -Con los ojos llenos de lágrimas y la voz entrecortada, dejó de hablar-. Sus manos toman fuertemente las mías y seguimos en silencio. Después de un largo tiempo y para romper aquel horrible silencio, le dije:

– ¿Me dejas hacerte otra pregunta?
No me respondió con palabras, sino sólo con su tierna mirada.
– Como Padre, ¿qué es lo que le pedirías a tus hijos?

· Que aprendan que no pueden hacer que alguien los ame. Lo que si pueden hacer es dejarse amar.
· Que aprendan que lleva años construir una confianza y sólo segundos destruirla.
· Que lo más valioso no es lo que tienen en sus vidas, sino a quién tienen en sus vidas.
· Que aprendan que no es bueno compararse con los demás, pues siempre habrá alguien mejor o peor que ellos.

· Que rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita.
· Que aprendan que deben controlar sus actitudes, o sus actitudes los controlarán.
· Que basta unos pocos segundos para construir heridas profundas en las personas que amamos, y que pueden tardar muchos años en ser sanadas.

· Que aprendan que perdonar se aprende practicando.
· Que hay gente que los quiere mucho, pero que simplemente no saben como demostrarlo.
· Que aprendan que el dinero lo compra todo menos la felicidad.
· Que a veces cuando están molestos tienen derecho a estarlo, pero eso no les da derecho a molestar a los que los rodean.

· Que los grandes sueños no requieren de grandes alas, sino de un tren de aterrizaje para lograrlos.
· Que los amigos de verdad son tan escasos, que quien ha encontrado uno, ha encontrado un verdadero tesoro.
· Que no siempre es suficiente ser perdonado por otros, algunas veces deben perdonarse a sí mismos.
· Que aprendan que son dueños de lo que callan y esclavos de lo que dicen.
· Que de lo que siembran, cosechan. Si siembran chismes, cosecharán intrigas; si siembran amor, cosecharán felicidad,

· Que aprendan que la verdadera felicidad no es lograr sus metas, sino aprender a ser felices con lo que tienen.
· Que aprendan que la felicidad no es cuestión de suerte, sino producto de sus decisiones. Ellos deciden ser felices con lo que son y tienen , o morir de envidia y celos por lo que les falta y carecen.

· Que dos personas pueden mirar una misma cosa y ver algo totalmente diferente.
· Que sin importar las consecuencias, aquellos que son honestos consigo mismos llegan lejos en la vida.
· Que a pesar de que piensen que no tienen nada más que dar, cuando un amigo llora con ellos, encuentra la fortaleza para vencer sus dolores.

· Que retener a la fuerza a las personas que aman, las aleja más rápidamente de ellos; y el dejarlas ir, las deja para siempre a su lado.
· Que a pesar de que la palabra amor pueda tener muchos significados distintos, pierde valor cuando es usada en exceso.
· Que aprendan que amar y querer no son sinónimos sino antónimos; el querer lo exige todo, el amar lo entrega todo.

· Que nunca harán nada tan grande para que Dios los ame más, ni nada tan malo para que no los ame, simplemente los amo, a pesar de sus conductas.

solidaridad.jpgCon el propósito de construir una sociedad más humana…

1.- Ser cariñoso y generoso en mi relación con las otras personas, aumentando los amigos y ayudando en la familia.

2.- Ser sencillo en mis acciones, respetando a los demás, especialmente cuando sean diferentes, pobres o pequeños.

3.- Ser solidario con los demás, compartiendo con ellos mis cosas y apoyándolos frente sus diarios problemas.

4.- Ser respetuoso y cariñoso con mi mamá, mi papá y mis hermanos, hermanas, amigos, compartiendo las tareas de la casa.

5.- Ser constructores de una familia plena, compartiendo con mis papás temores y alegrías.

6.- Ser amable y confiado frente a los demás, valorando sus opiniones y acciones.

7.- Ser alegre y positivo frente a la realidad, viviendo día a día con entusiasmo.

8.- Ser libre ante la entretención, evitar el exceso de video juegos y televisión, oponiéndome a las drogas y disfrutando sanamente.

9.- Ser defensor de la naturaleza en que habitamos, actuando sin contaminar, combatiendo la indiferencia.

10.- Ser tolerante y comprensivo con los que opinan diferente, acogiendo con alegría sus propuestas.

 

 

“Creo en un solo Dios,
Padre todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.

 

Creo en un solo Señor, Jesucristo,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios,
Luz de Luz,
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros lo hombres,
y por nuestra salvación
bajó del cielo,
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen,
y se hizo hombre;
y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria
para juzgar a vivos y muertos,
y su reino no tendrá fin.

 

Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.

 

Creo en la Iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.

 

Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.

 

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.
Amén.

maria.jpgDios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo;
bendita tú eres
entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la ahora
de nuestra muerte.

Amén

1124905699_f.jpg

Padre nuestro,
que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad
en la tierra como en el cielo.

 

Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos
a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal.

 

Amén