Blogroll


hola amigos… les envio este link a youtube, porque subí un video de una canción que esta en mi primer CD… espero que les guste… es muy sencillo pero es una linda mamera de que puedan oir par te de mi trabajo musical… les cuento que mi tercer CD….. esta pronto a salir… asi que le pido mucha oración…

este es   el link pinchen aqui

un gran abrazo… y muchas gracias… espero sus comentarios.

mas información en:
(56-63) 52 49 55
http://www.fotolog.com/fraublume

Anuncios

Una pregunta nace de inmediato, “Jóvenes pololos, ¿cómo acompañarlos?.

Las respuestas aunque diversas se pueden ir desprendiendo de apoco, y la primera reflexión es que en el centro de este vinculo esta el camino de aprendizaje y amor, esencial para formar parejas con sólidos valores cristianos.

Aprender a amar en la adolescencia es un desafío complejo para los jóvenes. Pensando en ellos, y en la necesidad de acompañarlos en este proceso, es decir; es positivo para los papás ver a sus hijos que, desde el pololeo, se desarrollan por vias del afecto hacia el con quien ¿quizas?, terminaran formando una familia.
Es así como podemos facilitar el camino de las parejas juveniles por tres canales:

1) El primer bloque lo componen aspectos específicos del pololeo como el diálogo y la comunicación, la diferencia entre hombre y mujer, el significado del amor, el respeto por el otro, afectividad y sexualidad, entre otros.

2) La segunda área de trabajo son los temas de auto educación como la madurez, el aprender a crecer de a dos y la idea de proyecto de vida.

3) Un tercer punto son los temas de orden religioso como el crecer en la fe y la presencia de Dios en la pareja.

Algunos considerando sobre el pololeo juvenil.El amor maduro consiste en una donación que parte del interior de la persona. El amor debe surgir de adentro hacia fuera. Cuando yo, a ese tú del que estoy enamorado lo tengo más en mí, lo quiero tanto que ya es parte de lo que soy. Este amor es un sentimiento armónico, que va del todo, al todo.

Compartiendo distintas visiones

Este proceso tenemos que verlo como una oportunidad para transmitir el modo de amar de Jesús, que es algo que no surge naturalmente en la persona (…) Es un amor que exige esforzarse y donde no se ve a simple vista la plenitud.

La frase de Rilke nos sirve para graficar una de las razones fundamentales para acompañar el pololeo. “La tarea más difícil del caminar del hombre es hacer pareja, el amar, porque habitualmente son dos desórdenes que se juntan, y, ¿cómo puede salir algo bueno de dos casos?”, lo que nos invita a los pololos a preguntarse si son realmente la persona que el otro necesita para ser feliz.

Espero sus comentarios.

Saludos cordiales

Leo…

En la Fundación Teleton: “Nos emocionó ver a Daniela”

“Hay mucho más por hacer”, dijo Don Francisco en un discurso improvisado al comienzo de la jornada. “El año pasado a pesar de lograr la meta, vivimos momentos de inquetud, cuando creíamos que no lo íbamos a lograr apareció un ángel con una sonrisa que conmovió al país (…) un personaje que no ha dejado a nadie impávidos… una mujer que demostró que nuestra fuerza esta en la mente, en la fe y en el espíritu. Ella es Daniela García”, dijo Don Francisco, antes de dar paso al reportaje testimonial con la historia de la joven que conmovió al país con su asombrosa rehabilitación tras haber sufrido la amputación de sus cuatro extremidades al caer de un tren.

Al terminar, Don Francisco agradeció a través de la televisión a Daniela, explicando que ella no estaría en el estudio, debido a que prefería mantener el bajo perfil. Sin embargo, desde un costado del escenario, la joven apareció caminando y sorprendió al animador. “Sorpresa Don Francisco”, le dijo antes de comenzar a hablar, provocando la alegría inmediata del animador. “No tengo pasta de artista, me gusta el anonimato. No me pude quedar en mi casa, tuve que venir a entusiasmar a la gente… La Teletón depende de nosotros… Todos somos necesarios”, explicó Daniela antes de retirarse. “Este ha sido mi momento más feliz de la noche”, comentó el hombre ancla de la campaña.

En el Estadio Nacional.

22_03_4a.jpgDaniela García tuvo que vencer su timidez por lo que llego espontáneamente por lo que no pudo aguantar el deseo de mantenerse al margen de las noticias para motivar al público para cumplir la meta, añadió que “cuando vi que faltaba tanto, no me pude quedar de brazos cruzados. Hay que tomarse en serio lo de ‘La Teletón es tuya’, porque realmente la podemos necesitar en cualquier minuto y se puede hacer realmente nuestra”.Su valentía y coraje para enfrentar sus fantasmas le valieron una merecida ovación de parte del público.

El testimonio de Daniela era de vital importancia para motivar a la gente a cooperar con la Teletón; sin embargo, Daniela pidió no aparecer en pantalla y la producción de la campaña respetó su silencio.

 

A horas de terminar la cruzada, cuando la meta se veía lejana, la chiquilla cambió de parecer. Se contactó con el celular de Ximena Casarejos, directora ejecutiva de la Fundación, pero la comunicación no se produjo: “Ella llamó espontáneamente y como había tanto ruido, tanto bullicio, no escuché la llamada y dejó un mensaje”, indicó

Daniela esperó una respuesta, pero como pasaban los minutos y corría el riesgo de no poder llegar hasta el escenario del Estadio Nacional, tomó la iniciativa de ir, con su pololo, al coliseo deportivo.

 

– ¿Intentaron contactarla para que contara su caso?
– La tratamos de contactar varias veces, no para que fuera al estadio, sino que para que entregara su testimonio, pero ella no quiso. Me emocionó verla en el Nacional.

 

– ¿Querían llevarla al estadio?
– No, efectivamente el deseo nuestro era hacer un reportaje con ella, pero nunca tenerla a ese nivel, en el estadio. Lo más importante es que ella estaba muy feliz en hacerlo.

 

– ¿Ella se rehabilita en la Teletón?
– Ella se está tratando en la Teletón y nosotros hemos sido muy cautelosos y respetuosos de la decisión de la familia de que la prensa no se enterara de que estaba con nosotros.

 

– ¿Se notó un incremento en las donaciones?
– Según sé, después de su aparición hubo más presencia en los bancos.
– Don Francisco agregó que se sintió impactado por la belleza de la chiquilla y acotó que se retiró del Nacional en compañía de su pololo.

 

Daniela Gracia en la Teleton..

La sorpresa en el Estadio Nacional el 2003:

La Historia en la Apertura el 2004:

La Nueva Vida de Daniela García

 

El trágico accidente ferroviario que sufrió Daniela García Palomer, hace ya alrededor de cuatro años, inspira grandes emociones y muchos contrasentidos. La gran fuerza y sus innegables ganas de vivir nos contagian cada vez que conocemos algo de su vida. Hoy, a cuatro meses de terminar su carrera de Medicina, es una persona completa, feliz y con ganas de seguir viviendo plenamente todos los días de su vida. Quién diría que una persona, luego de sufrir tan dramáticas consecuencias físicas y sicológicas podría levantarse así, algo inédito.

 

Sería fabuloso que no fuera inédito, o que no ocurrieran accidentes de esta naturaleza, sería mejor, pero ya que suceden es hermoso observar cómo alguien no necesita elementos externos para lograrlo, sólo su propio ímpetu, su propia fuerza. Y tal como el fisiatra que atendió a Daniela y le dijo “Tu vida va a ser lo que tú quieras hacer de ella” es una frase que podríamos internalizar, es decir, esforzarnos cada día para ser mejores, romper los esquemas y entender que ser mejores nos es una tarea difícil, sólo bastan las ganas… Quedémonos con una reflexión de Daniela García en la revista El Sábado de El Mercurio: “Sé que los caminos que debo recorrer serán distintos a los que tenía planeados, probablemente serán más largos, pero eso no significa que no llegaré a donde me lo proponga. Sólo tengo que esforzarme”.

 

La Universidad Católica la homenajeó

 

Acompañada de su pololo, recibió el estímulo que anualmente se entrega a un estudiante destacado. Ella egresa este año.

 

¿Qué habrá pensado ayer Daniela García, cuando entró caminando al salón de honor de la casa central de la Universidad Católica?

 

¿Qué recuerdos se le habrán venido a la mente, mientras su inseparable pololo, Ricardo Strube, la acompañaba al asiento que los organizadores le tenían reservado, y no en la primera fila, sino más atrás, en la quinta, humilde y sencillo, quitado de bulla, como a ella siempre le ha gustado?

 

¿Cuántas veces, durante ese pequeño trayecto de algunos metros, habrá pensado en aquella fatídica noche del 30 de octubre del 2002?

 

 

Entonces Daniela tenía 22 años, y junto a todos sus compañeros de Medicina de la UC viajaba rumbo a Temuco, dispuesta a jugar fútbol en los Juegos Inter-escuelas. Pero mientras intentaba cambiarse de vagón se accidentó gravemente. Cayó por un forado en uno de los carros y perdió sus manos y pies en una tragedia que conmovió a Chile entero, y que incluso provocó drásticos cambios en la gerencia de Ferrocarriles del Estado, empresa que se vio obligada a reconocer su responsabilidad en el hecho.

 

Pasaron muchas cosas entre ese día y la jornada de ayer por la mañana, cuando el rector Pedro Pablo Rosso distinguió a Daniela con el “Premio al Espíritu Universidad Católica 2006”, que anualmente se entrega a un alumno destacado, y que marca el inicio del período académico.

 

En tres años Daniela vivió una y mil intervenciones quirúrgicas. Viajó varias veces al extranjero a rehabilitarse, apareció en el escenario de la Teletón, reencantó al público con esa cruzada y escribió un libro con la historia de su recuperación, que a la postre fue un rotundo éxito de ventas. Pero lo más importante de todo es que siguió adelante con su vida y con sus estudios de Medicina.

 

La joven se veía tan radiante como siempre. Llegó vestida con un impecable traje de dos piezas, a bordo de la motocicleta eléctrica que la ayuda a desplazarse dentro de la universidad. Dejó el vehículo en la puerta y avanzó por la sala sin la ayuda de ningún tipo de muletas, mientras sus orgullosos padres, Cristián y Leonor, sus amigos, y todas las autoridades académicas de la universidad tomaban su lugar.

 

Recibió el galardón, y tras los abrazos con sus cercanos se retiró en un alegre silencio al pabellón del hospital clínico, donde actualmente cursa su séptimo año de internado.

 

“Estoy demasiado contenta con este premio, me emociona mucho, por favor, no quiero hablar más”, fue lo único que susurró feliz a la prensa, mientras se iba. En realidad, las palabras sobraban.

 

Un ejemplo

 

imagen_libro.jpgDaniela García ingresó a la UC en 1999. En octubre de 2002 debió suspender sus estudios debido a un accidente que sufrió al caer de un tren en marcha cuando viajaba en representación de su escuela a los juegos Interfacultades de Medicina (JIM) en Temuco. Durante 2003 participó en un intenso programa de rehabilitación médica en Chile y Estados Unidos. Completó el quinto año de Medicina en muy buena forma en octubre de 2004, superando los inconvenientes diarios, tanto física como emocionalmente. Ha realizado en forma regular el primer año de Internado en Medicina (sexto año), aprobándolo sin dificultades.

 

Magdalena Alessandri, representante estudiantil ante el Consejo Superior de la Universidad Católica, destacó que “la votación fue unánime”. Ella participa de las actividades de los alumnos, tiene excelentes notas y ha mostrado una alegría de vivir que es un ejemplo para todos”.

 

En forma excepcional, la Escuela de Medicina entregó también un especial reconocimiento a la joven Daniela García, quien al recibir su título, fue ovacionada de pie por sus compañeros, docentes y las más de 800 personas presentes en la ceremonia. “Que nunca flaquee vuestra vocación de servir, especialmente a aquellos que más lo necesitan y de esta manera, contribuir activamente a construir la ‘civilización del amor’ en medio del dolor humano”, señaló el decano de la Facultad de Medicina, Dr. Gonzalo Grebe.

 

Para monseñor Andrés Arteaga, el obispo auxiliar de Santiago y vice Gran Canciller de la UC, la homenajeada representa todos los valores de su institución: “No sólo destaca por méritos humanos e intelectuales, sino que además es humilde y sobria, pese a todo lo que ha superado”, dijo.

 

A esa altura Daniela ya no estaba. Pero nadie dejó de hablar de ella durante un largo rato.

 

Elegí Vivir

 

Cuenta por primera vez detalles de su tragedia y de cómo ha logrado superarla. “Sólo puedo decir, como siempre lo he pensado, que la vida es un regalo maravilloso ¡y vale la pena vivirla!”, dice la joven de 24 años.

 

El 30 de octubre de 2002 un accidente conmocionó a la ciudadanía. Los medios de comunicación informaban que una joven había perdido sus cuatro extremidades luego de caer desde un vagón de uno de los trenes que viajaba a Temuco: se trataba de Daniela García, estudiante que en ese tiempo cursaba tercer año de Medicina.

 

Sin embargo, durante estos dos años Daniela guardó estricto silencio que sólo rompió para intervenir en la Teletón de 2003: “Siendo súper sincera, me bajé del escenario sin saber lo que había dicho. Estaba muy nerviosa”, comentó tiempo después.

 

A dos años exactos de su caída de un vagón de tren a la vía férrea, la estudiante de Medicina, Daniela García publicó un libro con su testimonio sobre el accidente que le hizo perder sus cuatro extremidades y su posterior y exitosa rehabilitación. “La vida es un regalo maravilloso”, dijo en la presentación de su novela, en el Centro de Extensión de la Pontificia Universidad Católica, y luego se dedicó a firmar ejemplares con las manos que hoy utiliza para hacer su vida normal.

 

Daniela estremeció a todos con “Elegí vivir”, una novela que lleva el sello editorial de Random House Mondadori y que ya está a la venta en las librerías del país.

 

“Mis metas siguen siendo las mismas que tuve antes del accidente”, dice la estudiante de 24 años, cuya experiencia es estremecedora, y el camino que escogió, el mejor ejemplo de la superación. Daniela afirma que el amor de su familia, de su pololo y de sus amigos ha sido clave en su proceso. Estuvo meses hospitalizada, debió someterse a varias operaciones y a rehabilitación en la Teletón, además de varias terapias en el Moss Rehab Institute de Filadelfia. Hoy, Daniela asiste normalmente a sus clases en la Escuela de Medicina de la UC y se maneja de manera independiente. Nunca ha considerado los límites, explica. “Todavía quiero llegar a ser una buena doctora. Quiero casarme y formar una familia, ser una buena madre. Pero, lo más importante, quiero ser feliz. Sé que los caminos que debo recorrer serán distintos a los que tenía planeados, probablemente sean más largos, pero eso no significa que no llegaré a donde me lo proponga. Sólo tengo que esforzarme”.

 

El libro de Daniela fue escrito con la ayuda de Ana María Güiraldes, escritora y editora literaria, y narra su historia desde la noche anterior al fatídico accidente en la vía, cerca de Rancagua. Ella asistía a una jornada deportiva interuniversitaria, y aunque no quería ir porque debía estudiar para una prueba, fue convencida por sus compañeros. “Ahora, a la distancia, creo que mi cuerpo presentía algo, trataba de ponerme sobreaviso”, comenta

 

Ahora, rehabilitada, Daniela lejos de estar agobiada con la nueva forma con que debe enfrentar la vida agrade “la oportunidad de partir de cero”. Explicó que aunque pudo replantearse sus estudios de Medicina, quiso volver inmediatamente: “Ahora puedo tener un lazo más profundo con mis pacientes pues he pasado lo mismo que ellos”, afirma.

 

Para difundir su testimonio, García escribió un libro llamado “Elegí vivir” que en sus 200 páginas cuenta sobre su recuperación y asegura que la vida le dio una nueva oportunidad para comenzar, “Yo empecé a escribir por mi cuenta, por el simple hecho de que no quería olvidar”, dijo la joven.

 

Su primera entrevista

 

A contar del accidente de Daniela, se reformuló el sistema ferroviario, se cambió al directorio completo de la empresa y, cada vez que hay un nuevo accidente, se recuerda que hay un antes y después de Daniela, aquella noche en que perdió sus cuatro extremidades. Pero ella y su familia siempre mantuvieron silencio.

 

“Tuve la oportunidad de partir de cero y, sin embargo, yo lo único que quise fue volver a estudiar. Los pacientes me recibieron súper bien. Yo me di cuenta que el contacto que yo puedo tener con ellos ahora es un lazo mucho más profundo, porque a la larga yo estuve donde ellos están ahora”, comentó.

 

Tal como relata en su libro, un hito importante en su rehabilitación fue cuando volvió a andar en bicicleta.

 

“Ahí me sentí realmente invencible, o sea no hay nada que no pueda hacer, porque si a cualquier persona le dicen si una persona con cuatro amputaciones puede andar en bicicleta, todos van a decir que no. Entonces, me siento súper orgullosa de haberlo logrado”, manifestó.

 

Y una de las imágenes que más recordamos es la de Daniela en el escenario de la Teletón del año pasado. Sorprende saber ahora que fue un gesto totalmente improvisado y voluntario de su parte.

 

Recordó que habló en el escenario “de corazón, pero no me acordaba para nada de lo que había dicho”.

 

De todo eso habla Daniela en este libro de la editorial Random Mondadori, que estará a contar de este 10 de noviembre en librerías. También se refiere al acuerdo económico con ferrocarriles, logrado después de arduas negociaciones.

 

“Cuando empecé a ver la televisión y empezaron a salir declaraciones que no eran ciertas, a mí me hacían daño. Entonces, yo preferí no ver más y de ahí me desligué del tema y se lo dejé a los abogados”, recordó.

Un poco de Historia.

El día 1 de Mayo del año 1955, el Papa Pío XII, instituyó la fiesta de San José Obrero. Una fiesta bien distinta que ha de celebrarse desde el punto de partida del amor a Dios y de ahí pasar a la vigilancia por la responsabilidad de todos y de cada uno al amplísimo y complejo mundo de la relación con el prójimo basada en el amor: desde el trabajador al empresario y del trabajo al capital, pasando por poner de relieve y bien manifiesta la dignidad del trabajo -don de Dios- y del trabajador -imagen de Dios-, los derechos a una vivienda digna, a formar familia, al salario justo para alimentarla y a la asistencia social para atenderla, al ocio y a practicar la religión que su conciencia le dicte; además, se recuerda la responsabilidad de los sindicatos para logro de mejoras sociales de los distintos grupos, habida cuenta de las exigencias del bien de toda la colectividad y se aviva también la responsabilidad política del gobernante.

Todo esto incluye ¡y mucho más! la doctrina social de la Iglesia porque se toca al hombre al que ella debe anunciar el Evangelio y llevarle la Salvación; así mantuvo siempre su voz la Iglesia y quien tenga voluntad y ojos limpios lo puede leer sin tapujos ni retoques en Rerum novarum, Mater et magistra, Populorum progressio, Laborem exercens, Solicitudo rei socialis, entre otros documentos. Dar doctrina, enseñar donde está la justicia y señalar los límites de la moral; recordar la prioridad del hombre sobre el trabajo, el derecho a un puesto en el tajo común, animar a la revisión de comportamientos abusivos y atentatorios contra la dignidad humana… es su cometido para bien de toda la humanidad; y son principios aplicables al campo y a la industria, al comercio y a la universidad, a la labor manual y a la alta investigación científica, es decir, a todo el variadísimo campo donde se desarrolle la actividad humana.

Nada más natural que fuera el titular de la nueva fiesta cristiana José, esposo de María y padre en funciones de Jesús, el trabajador que no lo tuvo nada fácil a pesar de la nobilísima misión recibida de Dios para la Salvación definitiva y completa de todo hombre; es uno más del pueblo, el trabajador nato que entendió de carencias, supo de estréchese en su familia y las llevó con dignidad, sufrió emigración forzada, conoció el cansancio del cuerpo por su esfuerzo, sacó adelante su responsabilidad familiar; es decir, vivió como vive cualquier trabajador y probablemente tuvo dificultades laborales mayores que muchos de ellos; se le conoce en su tiempo como José «el artesano» y a Jesús se le da el nombre descriptivo de «el hijo del artesano». Y, por si fuera poco, los designios de Dios cubrían todo su compromiso.

Fiesta sugiere honra a Dios, descanso y regocijo. Pues, ánimo. Honremos a Dios santificando el trabajo diario con el que nos ganamos el pan, descansemos hoy de la labor y disfrutemos la alegría que conlleva compartir lo nuestro con los demás.

Que nos dice SS Juan Pablo II

“Lo que hacéis, hacedlo con toda el alma, como para servir al Señor… Servid a Cristo Señor” ( Col 3, 23 s.).

¿Cómo no ver en estas palabras de la liturgia de hoy el programa y la síntesis de toda la existencia de San José, cuyo testimonio de generosa dedicación al trabajo propone la Iglesia a nuestra reflexión en este primer día de mayo? San José, “hombre justo”, pasó gran parte de su vida trabajando junto al banco de carpintero, en un humilde pueblo de Palestina. Una existencia aparentemente igual que la de muchos otros hombres de su tiempo, comprometidos, como él, en el mismo duro trabajo. Y, sin embargo, una existencia tan singular y digna de admiración, que llevó a la Iglesia a proponerla como modelo ejemplar para todos los trabajadores del mundo.

¿Cuál es la razón de esta distinción? No resulta difícil reconocerla. Está en la orientación a Cristo, que sostuvo toda la fatiga de San José. La presencia en la casa de Nazaret del Verbo Encarnado, Hijo de Dios e Hijo de su esposa María, ofrecía a José el cotidiano por qué de volver a inclinarse sobre el banco de trabajo, a fin de sacar de su fatiga el sustento necesario para la familia. Realmente “todo lo que hizo”, José lo hizo “para el Señor”, y lo hizo “de corazón”.

Todos los trabajadores están invitados hoy a mirar el ejemplo de este “hombre justo”. La experiencia singular de San José se refleja, de algún modo, en la vida de cada uno de ellos. Efectivamente, por muy diverso que sea el trabajo a que se dedican, su actividad tiende siempre a satisfacer alguna necesidad humana, está orientada a servir al hombre. Por otra parte, el creyente sabe bien que Cristo ha querido ocultarse en todo ser humano, afirmando explícitamente que “todo lo que se hace por un hermano, incluso pequeño, es como si se le hiciese a Él mismo” (cf. Mt 25, 40). Por lo tanto, en todo trabajo es posible servir a Cristo, cumpliendo la recomendación de San Pablo e imitando el ejemplo de San José, custodio y servidor del Hijo de Dios.

Al dirigir hoy, primer día de mayo, un saludo cordialísimo a todos vosotros, reunidos aquí, en el patio de San Dámaso, mi pensamiento va con todo afecto especialmente a los trabajadores presentes y, mediante ellos, a todos los trabajadores del mundo, exhortándoles a tomar renovada conciencia de la dignidad que les es propia: con su fatiga sirven a los hermanos: sirven al hombre y, en el hombre, a Cristo. Que San José les ayude a ver el trabajo en esta perspectiva, para valorar toda su nobleza y para que nunca les falten motivaciones fuertes a las que pueden recurrir en los momentos difíciles.

Mayo, consagrado a la Virgen. 

Hoy comienza el mes que la piedad popular ha consagrado de modo especial al culto de la Virgen María. Al hablar de San José y de la casa de Nazaret, el pensamiento se dirige espontáneamente a Aquella que, en esa casa, fue durante años la esposa afectuosa y madre tiernísima, ejemplo incomparable de serena fortaleza y de confiado abandono. ¿Cómo no desear que la Virgen Santa entre también en nuestras casas, obteniendo con la fuerza de su intercesión materna -como dije en la Exhortación Apostólica “Familiaris consortio”- que “cada familia cristiana pueda llegar a ser verdaderamente una “pequeña Iglesia”, en la que se refleje y reviva el misterio de la Iglesia de Cristo” (n. 86)?

Para que esto suceda, es necesario que en las familias florezca de nuevo la devoción a María, especialmente mediante el rezo del Rosario. El mes de mayo, que comienza hoy, puede ser la ocasión oportuna para reanudar esta hermosa práctica que tantos frutos de compromiso generoso y de consuelo espiritual ha dado a las generaciones cristianas, durante siglos. Que vuelva a las manos de los cristianos el rosario y se intensifique, con su ayuda, el diálogo entre la tierra y el cielo, que es garantía de que persevere el diálogo entre los hombres mismos, hermanados bajo la mirada amorosa de la Madre común.

Oremos

Dios nuestro, creador del universo, que has establecido que el hombre coopere con su trabajo al perfeccionamiento de tu obra, haz que, guiados por el ejemplo de San José y ayudados por sus plegarias, realicemos las tareas que nos asignas y alcancemos la recompensa que nos prometes. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.

85.jpg El 3 de Marzo de 2007 desde casi todo el mundo se podrá ver primero de los dos Eclipses Lunares que ocurrirán durante el año 2007. El Eclipse Lunar en Chile será total.

El primero de los dos eclipses totales de Luna del año 2007, ocurrirá entre la noche del 3 de Marzo y la madrugada del día 4 del mismo mes, y será el único que podrá ser visualizado en todos los continentes de nuestro planeta. Sólo no será visto en parte del Océano Pacífico.

Hora de observación

Este eclipse comenzará en el extremo oeste de Rusia, y terminará en el extremo este de Canadá. Las efemérides para este eclipse son:

Comienza Eclipse Penumbral: 20:18:11 UT (3 de Marzo)
Comienza Eclipse Parcial : 21:30:22 UT (3 de Marzo)
Comienza Eclipse Total : 22:44:13 UT (3 de Marzo)
Máximo de Eclipse Total : 23:20:56 UT (3 de Marzo)
Termina Eclipse Total : 23:57:37 UT (3 de Marzo)
Termina Eclipse Parcial : 01:11:28 UT (4 de Marzo)
Termina Eclipse Penumbral : 02:23:44 UT (4 de Marzo)

(para Chile restar 3 horas)

¿Cómo se verá?
El Máximo del Eclipse total será visto sobre los países africanos de Nigeria y Camerún. A pesar de aquello, el Eclipse Lunar en Chile será Total aunque no en toda su magnitud.

La Luna aparecerá eclipsada totalmente en el horizonte (el eclipse total ocurrirá a las 19:44, hora de Chile) y durante gran parte del Eclipse Total, la Luna adquirirá un tono rojizo oscuro, lo cual ocurre por efecto de la atmósfera terrestre.

Acerca de los Eclipses Lunares
Los Eclipses Lunares son fenómenos bastante fáciles y seguros de observar. Para la observación de este evento, puede realizarse directamente, con telescopios o binoculares, o algún otro instrumento parecido; sin la utilización obligatoria de algún filtro especial (en el caso de observarse directamente un Eclipse Solar, se debe utilizar necesariamente algún filtro óptico para evitar daños a los ojos por la luz solar).

Para más información acerca de los Eclipses Lunares puedes visitar la sección Eclipses Lunares.

Mas información en: http://www.emol.com/especiales/infografias/primer_eclipse_2007

La amistad es estar siempre ahí en donde tu amigo te necesita ¿Quizá por ello la amistad justifique el continuar viviendo?

Un grupo de científicos australianos informó que los amigos alrededor de los ancianos pueden alargar más la expectativa de vida que los mismos familiares: Factores sociales, de salud y estilo de vida han influido en la tasa de supervivencia de más de 1500 personas mayores de 70 años.

Allí se preguntó a los ancianos qué tan frecuente era su contacto, personal o vía telefónica, con amigos, familiares, niños y hasta confidentes.

1137201458_f.jpg

Durante la siguiente década, los científicos hicieron un seguimiento del estado de los ancianos cada tres años. Diez años más tarde, llegaron a la conclusión de que el contacto con los familiares y los niños tenían un bajo impacto en las tasas de supervivencia. Mientras que aquellos ancianos con un gran grupo de amigos tendían a tener una expectativa de vida más larga que aquellos con pocos amigos.

Este factor era evidente aún cuando la persona había sufrido grandes pérdidas como a su esposa o a algún miembro de la familia.

También consideraron la posibilidad de que tener amigos los hacía cuidar más de su salud y ayudaba a reducir el sentimiento de depresión y ansiedad en tiempos difíciles.

judios_517.jpgSegún el diario, una ley establece que las obras de artes pertenecientes a víctimas del genocidio nazi deben ser restituidas a sus herederos, y una sociedad gubernamental israelí fue creada para ubicar a éstos.
 
 El Museo de Israel, en Jerusalén, deberá devolver a los herederos de víctimas del genocidio nazi unas 400 obras de arte, indicó el viernes el cotidiano Haaretz.

Según el diario, una ley establece que las obras de artes pertenecientes a víctimas del genocidio nazi deben ser restituidas a sus herederos, y una sociedad gubernamental israelí fue creada para ubicar a éstos.

En caso que no haya herederos, esas obras serán subastadas y el producto de la venta será entregado a instituciones dedicadas a la memoria de las víctimas de los nazis.

Las obras fueron robadas por el ejército alemán en toda Europa y encontradas por las tropas estadounidenses al terminar la Segunda Guerra

mundial.

El Museo de Israel las recibió en 1965 y nunca había tratado de encontrar a los herederos de sus propietarios.
 

Viernes 2 de Febrero de 2007
Jesrusalen, Israel.

Página siguiente »