marzo 2007


1142190097_f.jpgCon mi título de periodista recién obtenido, decidí realizar una gran entrevista, y mi deseo fue concedido permitiéndoseme una reunión con Dios.

– Pasa, -me dijo Dios- así que quieres entrevistarme?.
– Bueno, -le conteste- si tienes tiempo…
Se sonríe por entre la barba y dice:

– Mi tiempo se llama Eternidad y alcanza para todo; ¿Qué preguntas quieres hacerme?.
– Ninguna nueva, ni difícil para Ti: ¿Qué es lo que más te sorprende de los hombres?.
– Y dijo:

· Que se aburren de ser niños, apurados por crecer, y luego suspiran por regresar a ser niños”.
· Que primero pierden la salud para tener dinero y enseguida pierden el dinero para recuperar la salud.
· Que por pensar ansiosamente en el futuro, descuidan su hora actual, con lo que no viven el presente ni el futuro.

· Que viven como si no fueran a morirse, y se mueren como si no hubieran vivido.
– Y pensar que Yo… -Con los ojos llenos de lágrimas y la voz entrecortada, dejó de hablar-. Sus manos toman fuertemente las mías y seguimos en silencio. Después de un largo tiempo y para romper aquel horrible silencio, le dije:

– ¿Me dejas hacerte otra pregunta?
No me respondió con palabras, sino sólo con su tierna mirada.
– Como Padre, ¿qué es lo que le pedirías a tus hijos?

· Que aprendan que no pueden hacer que alguien los ame. Lo que si pueden hacer es dejarse amar.
· Que aprendan que lleva años construir una confianza y sólo segundos destruirla.
· Que lo más valioso no es lo que tienen en sus vidas, sino a quién tienen en sus vidas.
· Que aprendan que no es bueno compararse con los demás, pues siempre habrá alguien mejor o peor que ellos.

· Que rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita.
· Que aprendan que deben controlar sus actitudes, o sus actitudes los controlarán.
· Que basta unos pocos segundos para construir heridas profundas en las personas que amamos, y que pueden tardar muchos años en ser sanadas.

· Que aprendan que perdonar se aprende practicando.
· Que hay gente que los quiere mucho, pero que simplemente no saben como demostrarlo.
· Que aprendan que el dinero lo compra todo menos la felicidad.
· Que a veces cuando están molestos tienen derecho a estarlo, pero eso no les da derecho a molestar a los que los rodean.

· Que los grandes sueños no requieren de grandes alas, sino de un tren de aterrizaje para lograrlos.
· Que los amigos de verdad son tan escasos, que quien ha encontrado uno, ha encontrado un verdadero tesoro.
· Que no siempre es suficiente ser perdonado por otros, algunas veces deben perdonarse a sí mismos.
· Que aprendan que son dueños de lo que callan y esclavos de lo que dicen.
· Que de lo que siembran, cosechan. Si siembran chismes, cosecharán intrigas; si siembran amor, cosecharán felicidad,

· Que aprendan que la verdadera felicidad no es lograr sus metas, sino aprender a ser felices con lo que tienen.
· Que aprendan que la felicidad no es cuestión de suerte, sino producto de sus decisiones. Ellos deciden ser felices con lo que son y tienen , o morir de envidia y celos por lo que les falta y carecen.

· Que dos personas pueden mirar una misma cosa y ver algo totalmente diferente.
· Que sin importar las consecuencias, aquellos que son honestos consigo mismos llegan lejos en la vida.
· Que a pesar de que piensen que no tienen nada más que dar, cuando un amigo llora con ellos, encuentra la fortaleza para vencer sus dolores.

· Que retener a la fuerza a las personas que aman, las aleja más rápidamente de ellos; y el dejarlas ir, las deja para siempre a su lado.
· Que a pesar de que la palabra amor pueda tener muchos significados distintos, pierde valor cuando es usada en exceso.
· Que aprendan que amar y querer no son sinónimos sino antónimos; el querer lo exige todo, el amar lo entrega todo.

· Que nunca harán nada tan grande para que Dios los ame más, ni nada tan malo para que no los ame, simplemente los amo, a pesar de sus conductas.

Parece increíble que siempre debamos caer y dejarnos pisotear para aprender a caminar entre los demás, o simplemente, mirar como un individuo se dejo pisotear por el mismo, y ver como hoy, sencillamente, no se a podido volver a levantar. Cuando distintos sentimientos opuestos envuelven como torbellino tu alma y tu conciencia, no te queda mas remedio que sentir la confusión de la primera, y no escuchar la deslealtad de la segunda. No se trata de defender lo indefendible, ni de querer borrar el turbio pasado de una persona que amas, si no de apreciar el valor de la sangre, de los cuidados, de las tiernas y orgullosas sonrisas, de las miradas brillantes y llenas de esperanza, que hasta hoy, aun puedo ver, en forma de infantiles y fugases relámpagos, en sus ojos de nieve apagada. Cuando en mitad de una noche estrellada, ves extinguirse poco a poco la llama de una de las velas que te alumbro al nacer, escuchas dentro de ti que ya es el momento, que la llama se fue apangando con el agua y con el viento, que ninguna es capaz de aniquilar al tiempo, y por otro lado sientes la lejanía del cielo, esas pequeñas luces burlándose por que tu luz, se ira ahora con ellas, también comprendes que el tiempo es esquivo, que se escapa de las manos cuando intentas atraparlo, que en el tiempo somos como las hojas en los arboles, que brotan tímidamente, y en unos meses hasta la mínima brisa las bota al suelo. Comprendes que dentro de nuestra naturaleza humana, somos capaces de sentir arrepentimiento, no importa como lo demostremos, pero me han enseñando que el silencio es la mejor forma de pedir perdón, que el silencio no demuestra orgullo, sino vergüenza. Me han enseñado que a pesar de tener nuestro destino podemos curvarlo; o embellecer nuestro paisaje con nuestros actos, que las monedas de acero que arrojamos al cielo nos caerán multiplicadas tarde o temprano.

 

Cuando comprendas que el tiempo no perdona, entonces habrás aprendido la lección más importante en la vida.

AL EPISCOPADO, AL CLERO,
A LAS PERSONAS CONSAGRADAS
Y A LOS FIELES LAICOS
SOBRE LA EUCARISTÍA
FUENTE Y CULMEN DE LA VIDA
Y DE LA MISIÓN DE LA IGLESIA
Introducción

Alimento de la verdad
Desarrollo del rito eucarístico
Sínodo de los Obispos y Año de la Eucaristía
Objeto de la presente Exhortación

PRIMERA PARTE: EUCARISTÍA, MISTERIO QUE SE HA DE CREER
La fe eucarística de la Iglesia
Santísima Trinidad y Eucaristía
El pan que baja del cielo
Don gratuito de la Santísima Trinidad
Eucaristía: Jesús, el verdadero Cordero inmolado
La nueva y eterna alianza en la sangre del Cordero
Institución de la Eucaristía
Figura transit in veritatem
El Espíritu Santo y la Eucaristía
Jesús y el Espíritu Santo
Espíritu Santo y Celebración eucarística
Eucaristía e Iglesia
Eucaristía, principio causal de la Iglesia
Eucaristía y comunión eclesial
Eucaristía y Sacramentos
Sacramentalidad de la Iglesia

I. Eucaristía e iniciación cristiana
Eucaristía, plenitud de la iniciación cristiana
Orden de los sacramentos de la iniciación
Iniciación, comunidad eclesial y familia

II. Eucaristía y sacramento de la Reconciliación
Su relación intrínseca
Algunas observaciones pastorales

III. Eucaristía y Unción de los enfermos

IV. Eucaristía y sacramento del Orden
In persona Christi capitis
Eucaristía y celibato sacerdotal
Escasez de clero y pastoral vocacional
Gratitud y esperanza

V. Eucaristía y Matrimonio
Eucaristía, sacramento esponsal
Eucaristía y unidad del matrimonio
Eucaristía e indisolubilidad del matrimonio
Eucaristía y escatología
Eucaristía: don al hombre en camino
El banquete escatológico
Oración por los difuntos
Eucaristía y la Virgen María

SEGUNDA PARTE: EUCARISTÍA, MISTERIO QUE SE HA DE CELEBRAR
Lex orandi y lex credendi
Belleza y liturgia
La Celebración eucarística, obra del «Christus totus»
Christus totus in capite et in corpore
Eucaristía y Cristo resucitado
Ars celebrandi
El Obispo, liturgo por excelencia
Respeto de los libros litúrgicos y de la riqueza de los signos
El arte al servicio de la celebración
El canto litúrgico
Estructura de la celebración eucarística
Unidad intrínseca de la acción litúrgica
Liturgia de la Palabra
Homilía
Presentación de las ofrendas
Plegaria eucarística
Rito de la paz
Distribución y recepción de la eucaristía
Despedida: « Ite, missa est »
Actuosa participatio
Auténtica participación
Participación y ministerio sacerdotal
Celebración eucarística e inculturación
Condiciones personales para una « actuosa participatio »
Participación de los cristianos no católicos
Participación a través de los medios de comunicación social
«Actuosa participatio» de los enfermos
Atención a los presos
Los emigrantes y su participación en la Eucaristía
Las grandes concelebraciones
Lengua latina
Celebraciones eucarísticas en pequeños grupos
La celebración participada interiormente
Catequesis mistagógica
Veneración de la Eucaristía
Adoración y piedad eucarística
Relación intrínseca entre celebración y adoración
Práctica de la adoración eucarística
Formas de devoción eucarística
Lugar del sagrario en la iglesia

TERCERA PARTE: EUCARISTÍA, MISTERIO QUE SE HA DE VIVIR

Forma eucarística de la vida cristiana
El culto espiritual – logiké latreía (Rm 12,1)
Eficacia integradora del culto eucarístico
«Iuxta dominicam viventes» – Vivir según el domingo
Vivir el precepto dominical
Sentido del descanso y del trabajo
Asambleas dominicales en ausencia de sacerdote
Una forma eucarística de la existencia cristiana, la pertenencia eclesial
Espiritualidad y cultura eucarística
Eucaristía y evangelización de las culturas
Eucaristía y fieles laicos
Eucaristía y espiritualidad sacerdotal
Eucaristía y vida consagrada
Eucaristía y transformación moral
Coherencia eucarística
Eucaristía, misterio que se ha de anunciar
Eucaristía y misión
Eucaristía y testimonio
Jesucristo, único Salvador
Libertad de culto
Eucaristía, misterio que se ha de ofrecer al mundo
Eucaristía: pan partido para la vida del mundo
Implicaciones sociales del Misterio eucarístico
El alimento de la verdad y la indigencia del hombre
Doctrina social de la Iglesia
Santificación del mundo y salvaguardia de la creación [
Utilidad de un Compendio eucarístico

Conclusión

http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/apost_exhortations/documents/hf_ben-xvi_exh_20070222_sacramentum-caritatis_sp.html

portada.gif¿Tus retratos sufren la pesadilla de los ojos rojos? ¿Te invadió el acné justo durante la última sesión de fotos? ¿Se cruzó un Pindy frente al foco o se te quedó la fecha puesta? ¿O quizá te gustaría convertir una imagen en un regalo romántico? Tranquilo. Con Photoshop todo es cosa de un par de clics (…bueno, y unos 350 mil pesos para la licencia).

Aunque para la mayoría de mis trabajos gráficos Adobe Fireworks siempre ha sido mi aplicación favorita, es innegable que el peso pesado del ilusionismo digital (y del consumo de recursos) es Adobe Photoshop.

Sinónimo de edición fotográfica durante los últimos diez años – forjando incluso el poco ortodoxo término “photoshopear” – no es de extrañar que fuera creado por los hermanos Thomas y John Knoll, dos especialistas en efectos visuales para películas que trabajan en los estudios Industrial Light and Magic de George Lucas.

Pero mientras nadie puede poner en duda la calidad de los resultados de Photoshop, su uso profesional y gran cantidad de opciones le han granjeado una fama de programa complejo e indescifrable capaz de infundir temor hasta en el más atrevido de los usuarios.

(Pues claro, con aplicaciones tan variopintas que van desde la creación de publicaciones para imprenta hasta la edición de video, pasando por gráficos para la Web, no hay espíritu que resista).

Sin embargo las apariencias engañan. Photoshop también puede entregar resultados espectaculares con un apenas un mínimo de esfuerzo, y qué mejor forma de comprobarlo que ayudándonos a corregir o mejorar nuestras fotografías con algunas de sus herramientas especializadas.

Así que desempolva aquellas viejas fotos, saca de la papelera de reciclaje esas que considerabas causa perdida, o prepárate para darle un giro emotivo a las que parecían no tener mayor interés.

Photoshop is in da house!

Salvo que estés fotografiando conejos, es probable que enfrentarte al efecto de los ojos rojos sea uno de los peores fastidios en el mundo de la imagen digital. Provocado por el rebote del flash sobre la retina – que al dilatarse bajo condiciones de poca luz produce aquella irrigación vampírica – su sola presencia basta para arruinar un retrato, dándole un toque al más puro estilo Boris Karloff.

¡Pero se acabó! Gracias a la herramienta sustitución de color de Photoshop CS, corregir este feo defecto nos tomará… un abrir y cerrar de ojos.

(Sí. Esas frases como esa nos enseñan en la Escuela de Periodismo).

1. Abre la imagen afectada en Adobe Photoshop. Luego usa la lupa o el panel Navegador para acercarte hasta visualizar los ojos en forma cómoda.

2. Cambia el color principal a uno acorde con los ojos de la persona. Usar negro suele dar excelentes resultados en el 90% de los casos.

3. Escoge la herramienta Sustitución de Color (Color Replacement Tool). Recuerda que su ubicación puede variar dependiendo de la versión de Photoshop que poseas. En la barra superior de opciones elige un tamaño de pincel adecuado y las siguientes alternativas:

* Modo: Color
* Muestreo: Una vez (Sampling: Once)
* Límites: No contiguo (Limits: Discontiguous)
* Tolerancia: 30%

4. Por último, comienza a arrastrar el pincel rodeando la zona afectada del ojo. Recuerda que la cruz del puntero determina los pixeles a colorear.

(En vez de arrastrar, también puedes probar a hacer clic sobre distintas áreas).

Si pintas zonas no deseadas con mucha facilidad, puedes probar a reducir la tolerancia. Por el contrario, si te quedas corto, prueba a elevarla.

¡Y ya está! Ni con Colirio habría quedado mejor.

Eliminar una fecha (Parche)

De pequeño, teníamos una máquina a la que nunca supimos cómo indicarle que dejara de plasmar la fecha sobre la esquina de las fotografías. Y no importaba cuán solemne o especial fuera el momento: estábamos condenados a inmortalizarlo con esas cifras en rojo chillón que marcaban el instante exacto cuando fue capturado.

Claro, mejor olvidarse de las ampliaciones.

Ojalá por entonces hubiera tenido una herramienta como el Parche de Photoshop que, conjurando lo mejor del lazo de selección y el tampón de clonar, tiene efectos casi mágicos eliminando fechas, imperfecciones o hasta parientes indeseados… si se la usa con cuidado.

1. Abre la imagen en Adobe Photoshop y acércate a la zona afectada usando la lupa o el panel Navegador. Lo ideal es ver el suficiente detalle como para trabajar cómodo, pero sin exageraciones para evitar perder la noción general de la escena (un factor entre 150% y 200% suele ir de pelos).

2. Elige la herramienta Parche (Patch). Recuerda que su ubicación puede variar dependiendo de la versión de Photoshop que poseas. En la barra superior de opciones asegúrate de que Nueva Selección (New Selection) y Parche: Fuente (Patch: Source) estén seleccionadas.

3. Utiliza el cursor para crear una selección a pulso alrededor de la fecha (no… curado no diseñas mejor). Ten presente que la hebra que sobresale del parche es la que define el trazo. En lo posible trata de no abarcar zonas que tengan colores muy diferentes a tu área de trabajo.

Si no quedas conforme con la selección, siempre puedes pulsar CTRL+D (Deseleccionar) para comenzar de nuevo.

4. Una vez satisfecho, pulsa dentro de la selección y arrastra fuera hasta una zona contigua. Verás cómo el área que cubres se va “reflejando” sobre la zona afectada. Busca un sector de tonalidad similar y déjala caer, procurando que cualquier trazo recto quede bien alineado.

5. Nada más hayas soltado la selección, ésta zona se fusionará con el área que estás corrigiendo, eliminando el objeto que estaba molestando. Pulsa CTRL+D para observar mejor el truco y sorprende a tus amiguitos.

Ya podría haber un Parche para eliminar marzo, ¿eh?

photoshop.jpgMarcas en la piel (Pincel Corrector)

Confesar que “llevo tus marcas en la piel” puede ser una declaración muy romántica, pero si esto significa figurar en el anuario del colegio con más frituras que pan de pascua, probablemente contribuirá a hacernos de una “popularidad” que luego nos quitará ni una sesión con Freud (se los digo por experiencia).

Para que las marcas, espinillas, verrugas u otros vestigios sísmicos no dejen mella también en nuestra moral, nada mejor que el Pincel Corrector, ese que nos permitirá coger una muestra de colores de otras zonas de la cara para cubrir todos aquellos atentados a la vanidad cortesía de los poros.

Y por cierto, también servirá para eliminar rasgaduras, brillos, pelos indiscretos u otros elementos que no fueron invitados a la foto o que fueron incorporados por el paso del tiempo.

Vamos allá.

1. Abre la imagen a tratar en Adobe Photoshop. Nuevamente te puedes acercar usando la lupa o el panel Navegador para trabajar más cómodo, pero sin perder la noción general de la escena (quedarse entre el 100% y el 150% va de película).

2. Selecciona la herramienta Pincel Corrector (Healing Brush) y asegúrate de que las opciones en la barra superior estén en Modo Normal y Fuente de Muestreo (Source: Sampled). Además, elige un tamaño de pincel que vaya acorde a la imperfección por corregir.

3. Ahora, el asunto funciona así: mientras mantienes pulsado ALT (verás que el puntero adquiere una cruz), pulsa sobre una zona contigua al área afectada para tomar una “muestra”. Luego suelta tanto el botón del ratón como ALT y haz clic sobre el sector a corregir. Verás como la zona se parcha. Yay!

4. Repite la operación tantas veces como sea necesario, siguiendo estas recomendaciones:

* No arrastres el puntero. Lo mejor es tomar muestras y usarlas en un solo clic por vez.
* Toma las muestras lo más cercano posible al área afectada para mantener los tonos.
* No los alimentes después de las 12 de la noche… ah no, esos son otros…

Si te equivocas, recuerda que puedes deshacer el último desaguisado usando CTRL+Z, o el panel Historia para volver varios pasos atrás. Con un poco de paciencia (y algo de práctica), podrás rejuvenecer hasta a Elizabeth Taylor.

¿Se imaginan si vendieran esto en las farmacias?

El regalo romántico (Pincel Histórico)

Si gustas del romanticismo diabético, de seguro conoces el trabajo de Kim Anderson, un fotógrafo europeo que durante los últimos diez años ha cobrado fama mundial (más uno que otro millón de dólares) capturando imágenes de niños besándose y regalándose flores mientras usan la ropa de los papás.

Precisamente, uno de sus efectos favoritos es dejar las fotos en blanco y negro, conservando en color sólo algunos elementos destacables como rosas o sombreros. Pero mientras colorear un original en escala de grises puede ser un trabajo complejo y tedioso, hacerlo partiendo desde una foto a color es algo ridículamente sencillo cuando usamos el Pincel de Historia.

1. Abre la foto en Adobe Photoshop. Prefiere imágenes que tengan uno o más elementos dignos de destacar por sobre el fondo.

2. Primero, pasaremos la imagen a blanco y negro quitándole todo rastro de color, en un proceso conocido como Desaturación. Puedes aplicarlo desde el menú Imagen > Ajustes > Desaturar (Image > Adjustments > Desaturate).

3. Ya con la foto en escala de grises, selecciona el Pincel de Historia (History Brush). Pon mucha atención porque len algunas versiones de Photoshop los genios de Adobe le dieron casi el mismo nombre del Pincel Histórico Artístico, provocando confusiones.

Para evitarlas, fíjate en que su ícono tenga un pincel rodeado por una flecha.

4. En las opciones superiores elige un tamaño de pincel adecuado al área cuyo color deseas restaurar. Este paso es muy importante pues de él dependerá la precisión que tengas al pintar. Opcionalmente, puedes ampliar la visualización de la imagen usando la lupa o el panel Navegador.

5. Sin apuro, sin miedo, sin odio, ve deslizando el puntero por sobre la imagen. No temas cambiar el tamaño del pincel según la zona que te interese volver a colorear. El ideal es usar punteros gruesos para las zonas centrales de un elemento, cambiando a otros más finos a medida que te acercas a las orillas.

Un buen consejo es no mantener pulsado el ratón permanentemente, sino preferir las “pinceladas” donde levantas el puntero una y otra vez. De esta forma, si pintas fuera del tiesto podrás deshacer sólo ese paso pulsando CTRL+Z, en vez de arrastrar consigo el trabajo que ya estaba bien hecho.

6. Por último, quizá te interese saber que controlando el nivel de Opacidad (Opacity) en la barra superior de opciones, podrás definir la intensidad con que el color volverá a la imagen, desde 100% para su totalidad, hasta valores más bajos que le darán una sensación envejecida o deslavada. Experimenta combinando distintos porcentajes.

Owwww… Y así dicen que los computines no somos románticos.

Conseguir que la temperatura media del planeta no se eleve más de dos grados tendría un coste de sólo el 0,6 por ciento del PIB mundial previsto para 2030 según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, en inglés, órgano creado por la ONU), informó hoy la agencia de noticias Kyodo.

“Hay un importante potencial económico para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero en todos los sectores durante las próximas décadas, e incluso para reducirlas por debajo de los niveles actuales”, explica el borrador final del informe del III Grupo de Trabajo del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático.

El texto pide la aplicación de medidas contundentes en un corto plazo para que se pueda revertir la tendencia del actual calentamiento del planeta por la acción humana.

El grupo de trabajo planea hacer público un informe final de conclusiones en el mes de mayo.

“Las medidas que se tomen para paliar el calentamiento del planeta durante los próximos 30 años determinarán hasta qué punto aumentará la temperatura media del globo y las consecuencias medioambientales de este incremento”, se indica en el informe, según Kyodo.

El grupo de expertos calcula que las emisiones de CO2 generadas por la acción humana crecerán entre un 40 y un 110 por cien en 2030, especialmente debido al aumento de la producción en los países en desarrollo.

Según el informe, el costo de evitar que la temperatura del planeta aumente hasta tres grados de media con respecto a la revolución industrial del siglo XIX, incluyendo el aumento de un 0,7 por ciento que ya se ha registrado, sería equivalente al 0,6 por ciento del PIB mundial estimado para 2030.

Por tanto, con menos del 0,1 por ciento de media anual del PIB agregado de todas las economías del mundo se impediría que la temperatura subiese dos grados más.

El IPCC fue creado en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) con el fin de evaluar toda la información disponible sobre el cambio climático para, posteriormente, elaborar informes que ayuden entender mejor las causas y a tomar las medidas que sean necesarias.

EFE

El Papa durante el Rosario Universitario del sábado

Vaticano, 11 Mar. 07 / 08:04 am (ACI).- El sábado por la tarde miles de universitarios en diferentes ciudades de Europa y Asia, se reunieron para rezar el Santo Rosario con ocasión de la V Jornada Europea de los Universitarios, con el Papa Benedicto XVI quien al final del Rosario recordó a los presentes que la sabiduría cristiana es sabiduría de la Cruz, donde el misterio del amor de Dios realiza su más alta revelación.

La jornada tuvo por tema “La caridad intelectual, camino para una nueva cooperación Europa- Asia” y el Papa, dirigiéndose a los jóvenes reunidos en Praga, Calcuta, Hong Kong, Boloña, Cracovia, Torino, Manchester, Manila, Coimbra, Tirana y Islamabad-Rawalpindi, se refirió a la “caridad intelectual como fuerza del espíritu humano, capaz de reunir los itinerarios formativos de las nuevas generaciones”.

“La caridad intelectual –dijo- puede unir el camino existencial de jóvenes que, a pesar de vivir separados por grandes distancias los unos de los otros, consiguen sentirse unidos al nivel de la búsqueda interior y del dar testimonio”.

El Pontífice pidió a los jóvenes ser “promotores de hermandad bajo la insignia del amor intelectual, buscando una solidaridad que no se mueve por intereses económicos o políticos, sino por el estudio y la búsqueda de la verdad”.

Más adelante afirmó que “la sabiduría cristiana es sabiduría de la Cruz: los estudiantes y los docentes cristianos, interpretan toda realidad a la luz del misterio del amor de Dios que tiene en la Cruz su más alta y realizada revelación”.

14.jpgPrimera fase de la causa de Juan Pablo II se concluirá en el 2do aniversario de su partida

VATICANO, 12 Mar. 07 / 10:43 am (ACI).- La primera fase, “fase diocesana”, de la causa de beatificación del Siervo de Dios Juan Pablo II se cerrará el próximo 2 de abril, el mismo día en que se cumplen dos años de su muerte, informó este sábado el Cardenal Camillo Ruini, Vicario del Papa para la ciudad de Roma.

Con la clausura de esta fase, la más laboriosa, la causa pasará a la Congregación para la Causa de los Santos, donde se examinará la evidencia de la heroicidad de sus virtudes, y se aguardará a la confirmación de un milagro para poder proclamarlo beato primero, santo después.

Los promotores de la causa “Juan Pablo el Grande”, han señalado que existe abundante información que comprueba suficientemente la existencia de más de un milagro ocurrido por intercesión del Siervo de Dios. Existe el caso de un estadounidense que pudo sanar de una afección hepática incurable y el de una religiosa francesa que padecía el Parkinson y que quedó curada el mismo día de la partida del Papa Wojtyla a la Casa del Padre.

La causa de Juan Pablo II se abrió por expreso deseo de Benedicto XVI, sin tener que esperar a que transcurran cinco años de su muerte, como establece el Código de Derecho Canónico. En efecto, el Papa Benedicto XVI la anunció el 13 de mayo de 2005, el día en que se cumplían 24 años del atentado contra su Predecesor a manos de Mehmet Alí Agca y festividad de la Virgen de Fátima.

Aunque muchos auguran que el proceso será breve, el postulador de la causa, el  P. Slawomir Oder, recordó que hay que tener paciencia, al recordar que la Congregación debe revisar más de cien mil páginas de discursos y escritos solamente de la etapa de su pontificado.

Página siguiente »